DESTACADOS

Mujeres asambleístas departamentales de Bolivia se organizan en AMADBOL


Las mujeres asambleístas departamentales de Bolivia cuentan con una organización que las agrupa y representa a nivel nacional y que nació a la vida pública el 28 de agosto de 2017 bajo el nombre de Asociación de Mujeres Asambleístas Departamentales del Estado Plurinacional de Bolivia (AMADBOL), tras recibir su personería jurídica de parte de la Presidencia del Estado.

“En el marco de las transformaciones de nuestro país, nos propusimos formar una asociación para impulsar la participación política de la mujer, generar capacidades y fortalecer su rol en la gestión del desarrollo departamental”, explicó Soledad Delgadillo, una de las fundadoras de la organización.

Según Leónida Zurita, presidenta de AMADBOL, la asociación está compuesta por alrededor de 120 mujeres líderes electas como asambleístas departamentales –geográfica y políticamente, Bolivia está dividida en nueve departamentos-, cuya visión es de fortalecimiento y compromiso para garantizar que la voz de las mujeres se materialice en políticas públicas, una gestión transparente y de respeto a los derechos individuales y colectivos, en armonía y equilibrio con la madre tierra y la sociedad civil para vivir bien.

La otorgación de esta personería jurídica se da luego de un arduo trabajo de organización de estas autoridades, por alrededor de seis años. En dicha tarea participó activamente la Coordinadora de la Mujer, cuya directora ejecutiva, Mónica Novillo, resumió así este proceso: “Apoyamos una iniciativa de asociación entre las asambleístas departamentales para resolver varios problemas que enfrentan, sobre todo vinculados a la violencia contra las mujeres, pero también para fortalecerse en términos de capacidades y enfrentar de mejor manera el desafío de contribuir a una sociedad más justa y equitativa en términos de género”.

El trabajo de esta instancia considera el fortalecimiento de las asambleístas a través de la articulación y promoción de espacios de reflexión y/o debate sobre la participación y liderazgo de las mujeres en las políticas sectoriales, departamentales y nacionales vinculadas al desarrollo integral y sostenible, mejorando sus condiciones de vida, en el marco de la Constitución Política del Estado y las disposiciones normativas vigentes.

Por otro lado, la consecución de este logro constituye un hito en el marco de las luchas reivindicativas de las mujeres bolivianas, particularmente de aquellas que cumplen funciones públicas y que a menudo deben enfrentar problemas con sus pares masculinos. De hecho, entre los objetivos institucionales está el fortalecimiento de la democracia intercultural y paritaria libre de acoso y violencia política.

Actualmente, AMADBOL perfila el Plan Estratégico Institucional que guiará sus acciones durante los próximos cinco años.  La organización trabaja en alianza con la Coordinadora de la Mujer, el apoyo de ONU Mujeres y la Embajada de Suecia en Bolivia. (LP 14/09/17)

Descargar

Mujeres asambleístas departamentales de Bolivia se organizan en AMADBOL


Las mujeres asambleístas departamentales de Bolivia cuentan con una organización que las agrupa y representa a nivel nacional y que nació a la vida pública el 28 de agosto de 2017 bajo el nombre de Asociación de Mujeres Asambleístas Departamentales del Estado Plurinacional de Bolivia (AMADBOL), tras recibir su personería jurídica de parte de la Presidencia del Estado.

“En el marco de las transformaciones de nuestro país, nos propusimos formar una asociación para impulsar la participación política de la mujer, generar capacidades y fortalecer su rol en la gestión del desarrollo departamental”, explicó Soledad Delgadillo, una de las fundadoras de la organización.

Según Leónida Zurita, presidenta de AMADBOL, la asociación está compuesta por alrededor de 120 mujeres líderes electas como asambleístas departamentales –geográfica y políticamente, Bolivia está dividida en nueve departamentos-, cuya visión es de fortalecimiento y compromiso para garantizar que la voz de las mujeres se materialice en políticas públicas, una gestión transparente y de respeto a los derechos individuales y colectivos, en armonía y equilibrio con la madre tierra y la sociedad civil para vivir bien.

La otorgación de esta personería jurídica se da luego de un arduo trabajo de organización de estas autoridades, por alrededor de seis años. En dicha tarea participó activamente la Coordinadora de la Mujer, cuya directora ejecutiva, Mónica Novillo, resumió así este proceso: “Apoyamos una iniciativa de asociación entre las asambleístas departamentales para resolver varios problemas que enfrentan, sobre todo vinculados a la violencia contra las mujeres, pero también para fortalecerse en términos de capacidades y enfrentar de mejor manera el desafío de contribuir a una sociedad más justa y equitativa en términos de género”.

El trabajo de esta instancia considera el fortalecimiento de las asambleístas a través de la articulación y promoción de espacios de reflexión y/o debate sobre la participación y liderazgo de las mujeres en las políticas sectoriales, departamentales y nacionales vinculadas al desarrollo integral y sostenible, mejorando sus condiciones de vida, en el marco de la Constitución Política del Estado y las disposiciones normativas vigentes.

Por otro lado, la consecución de este logro constituye un hito en el marco de las luchas reivindicativas de las mujeres bolivianas, particularmente de aquellas que cumplen funciones públicas y que a menudo deben enfrentar problemas con sus pares masculinos. De hecho, entre los objetivos institucionales está el fortalecimiento de la democracia intercultural y paritaria libre de acoso y violencia política.

Actualmente, AMADBOL perfila el Plan Estratégico Institucional que guiará sus acciones durante los próximos cinco años.  La organización trabaja en alianza con la Coordinadora de la Mujer, el apoyo de ONU Mujeres y la Embajada de Suecia en Bolivia. (LP 14/09/17)

Descargar