DESTACADOS

Mujeres de organizaciones de la sociedad civil y activistas se capacitan en presupuestos sensibles al género


Mujeres de diferentes organizaciones de la sociedad civil y activistas diversas y plurales participan del ciclo de capacitación sobre presupuestos sensibles al género, organizado por la Coordinadora de la Mujer en la ciudad de La Paz, con el apoyo de Oxfam y el Gobierno de Canadá.  El objetivo de estos espacios es fortalecer los conocimientos de las participantes sobre la inversión con equidad de género, planificación municipal y seguimiento a la implementación de presupuestos sensibles al género.

Se trata de un ciclo de siete talleres cuyo desarrollo comenzó el 16 de noviembre y que durará hasta el 11 de diciembre, en la modalidad virtual y presencial. En estos espacios, las participantes tienen la posibilidad de intercambiar criterios con las expositoras invitadas, expertas en materia de género, así como en inversión pública y planificación presupuestaria, pilares fundamentales del proyecto “Mujeres de Bolivia. Tus derechos en el presupuesto”, en el que se enmarca este proceso de interaprendizaje.

En el primer taller, desarrollado el 16 de noviembre, la reflexión y el análisis giraron en torno a los avances de los derechos de las mujeres y las causas de las desigualdades. El segundo taller se orientó a la planificación nacional y municipal; el tercero, a la gestión municipal; y el cuarto, a la política fiscal y tributaria. Quedan pendientes todavía tres encuentros –hasta el 11 de diciembre--, en los que se abordarán los presupuestos públicos, ingresos, egresos y gastos; los presupuestos sensibles al género y categorías de inversión; e incidencia y control social.

Si bien en Bolivia se ha dado un importante impulso a la normativa favorable al ejercicio de los derechos de las mujeres, la desigualdad de género persiste y se traduce en un desigual acceso  entre mujeres y hombres a la educación, al ámbito laboral, a la justicia, a la economía, a los espacios de representación política, entre otros.

Estas desigualdades responden a diferencias que se han ido estableciendo históricamente entre mujeres y hombres, normalizando y naturalizando roles y estereotipos que generan estatus y poder a favor de los segundos. Dichos roles y estereotipos reproducen el sistema patriarcal, el cual se sustenta en la violencia contra las mujeres, en el sistema de reproducción social, en la expropiación del tiempo de trabajo, la escasa presencia de las mujeres en el poder, la dependencia económica, la expropiación del cuerpo y la invisibilización histórica de las mujeres.

En este marco se comprende la importancia de los presupuestos sensibles al género, pues contribuyen a la implementación de leyes, políticas públicas y propuestas para la equidad social y de género en el reparto de los recursos públicos para programas, proyectos y actividades específicas en todas las dimensiones de la vida social, económica y política. Éste es y será el eje de los siete talleres impartidos por la Coordinadora de la Mujer, con el apoyo de Oxfam y el Gobierno de Canadá (27-11-20).

 


Mujeres de organizaciones de la sociedad civil y activistas se capacitan en presupuestos sensibles al género


Mujeres de diferentes organizaciones de la sociedad civil y activistas diversas y plurales participan del ciclo de capacitación sobre presupuestos sensibles al género, organizado por la Coordinadora de la Mujer en la ciudad de La Paz, con el apoyo de Oxfam y el Gobierno de Canadá.  El objetivo de estos espacios es fortalecer los conocimientos de las participantes sobre la inversión con equidad de género, planificación municipal y seguimiento a la implementación de presupuestos sensibles al género.

Se trata de un ciclo de siete talleres cuyo desarrollo comenzó el 16 de noviembre y que durará hasta el 11 de diciembre, en la modalidad virtual y presencial. En estos espacios, las participantes tienen la posibilidad de intercambiar criterios con las expositoras invitadas, expertas en materia de género, así como en inversión pública y planificación presupuestaria, pilares fundamentales del proyecto “Mujeres de Bolivia. Tus derechos en el presupuesto”, en el que se enmarca este proceso de interaprendizaje.

En el primer taller, desarrollado el 16 de noviembre, la reflexión y el análisis giraron en torno a los avances de los derechos de las mujeres y las causas de las desigualdades. El segundo taller se orientó a la planificación nacional y municipal; el tercero, a la gestión municipal; y el cuarto, a la política fiscal y tributaria. Quedan pendientes todavía tres encuentros –hasta el 11 de diciembre--, en los que se abordarán los presupuestos públicos, ingresos, egresos y gastos; los presupuestos sensibles al género y categorías de inversión; e incidencia y control social.

Si bien en Bolivia se ha dado un importante impulso a la normativa favorable al ejercicio de los derechos de las mujeres, la desigualdad de género persiste y se traduce en un desigual acceso  entre mujeres y hombres a la educación, al ámbito laboral, a la justicia, a la economía, a los espacios de representación política, entre otros.

Estas desigualdades responden a diferencias que se han ido estableciendo históricamente entre mujeres y hombres, normalizando y naturalizando roles y estereotipos que generan estatus y poder a favor de los segundos. Dichos roles y estereotipos reproducen el sistema patriarcal, el cual se sustenta en la violencia contra las mujeres, en el sistema de reproducción social, en la expropiación del tiempo de trabajo, la escasa presencia de las mujeres en el poder, la dependencia económica, la expropiación del cuerpo y la invisibilización histórica de las mujeres.

En este marco se comprende la importancia de los presupuestos sensibles al género, pues contribuyen a la implementación de leyes, políticas públicas y propuestas para la equidad social y de género en el reparto de los recursos públicos para programas, proyectos y actividades específicas en todas las dimensiones de la vida social, económica y política. Éste es y será el eje de los siete talleres impartidos por la Coordinadora de la Mujer, con el apoyo de Oxfam y el Gobierno de Canadá (27-11-20).