Buscador 
Pag Principal
Siguenos en Facebook
 
 
»Destacados Género y Migración

El tráfico y trata de personas en el país aún no tiene castigo

imgen
Periódico El Deber - noticia ANF.

Las investigaciones realizadas por la Policía revelan que las oficinas de empleo en las ciudades de Cochabamba, Chuquisaca, El Alto, Trinidad y Santa Cruz, son potenciales centros de captación de menores, dado que una parte de los anuncios ofrecen trabajos en otro país y los interesados no se informan sobre las garantías que se les ofrecen.

De acuerdo con los datos que maneja la Fiscalía General del Estado con relación a este tema muestran, el año 2010 al 2012, se registró un promedio de alrededor de 700 casos en las nueve fiscalías del país, pues en la gestión 2010 se contabilizó un total de 260 casos de trata tráfico de personas, el año 2011 226 casos y una cifra similar la gestión 2012.

No obstante, por el delito de trata y tráfico de personas hasta el momento no se emitió sentencia alguna contra una determinada persona o agrupación delictiva, dato que genera preocupación, más aún cuando las defensorías de las alcaldías de Sucre, El Alto y Cochabamba, reportaron que la trata y tráfico de personas se darían en las zonas fronterizas con la Argentina y Perú.

Bolivia es uno de los cinco países de Sudamérica con más casos de Trata y Tráfico de personas, según la Organización de los Estados Americanos (OEA), lo cual demuestra la urgencia de ejercer un combate frontal, efectivo y sin estigmas contra estos delitos que pueden afectar a cualquier niño y joven, dijo el ex investigador de Policía, Martín Chambi.

Tras 21 años de carrera policial, contó que los clanes familiares y organizaciones de trata y tráfico de personas, cuentan con contactos en el extranjero, que se encargan de reclutar a incautos adolescentes para luego explotarlos sexualmente y laboralmente en condiciones infrahumanas en zonas fronterizas del país y en el extranjero.

El padrinazgo 

El padrinazgo es una práctica cultural aceptada en la sociedad, sin embargo, de acuerdo con un análisis realizado por el Observatorio de Trata de Personas, de-pendiente del Centro de Capacitación y Servicio para la Mujer (Cecasem), es una forma de tráfico de personas encubierto.

El padrino benefactor llega como un migrante exitoso a su comunidad y ofrece lo mejor para su futuro ahijado, describiendo a los padres del menor una serie de oportunidades de menor vida para su hijo. "Sin embargo, la realidad es otra y la menor o el menor podría ser sometido a trabajos forzosos y abusos sexuales", dijo el ex cabo de Policía, Martín Chambi, quien investigó varios casos de desapariciones de menores y adolescentes vinculados con los delitos de trata y tráfico de personas.

De acuerdo con la Organización de Estados Americanos (OEA), cada año 2 millones de personas son víctimas de la trata y tráfico de personas en todo el mundo. De estos 1.2 millones son niñas, niños y adolescentes. Este delito mueve anualmente alrededor de 10 billones de dólares en el planeta a costa de inocentes personas que ignoran la maldad con la que obra gente sin escrúpulos a cambio de dinero.

La trata de personas consiste en utilizar, en provecho propio y de un modo abusivo, las cualidades de una persona. Para que la explotación se haga efectiva, los tratantes deben recurrir a la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas. Para ello se usa la amenaza, el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad.

La Ley de Trata y Tráfico de Personas, que fue promulgada por el presidente Evo Morales hace un año y un mes, establece una sanción de 20 años de cárcel para los traficantes y tratantes de niños y adolescentes. 

Con esta norma el gobierno pretende reforzar el control en cuanto a estos delitos, y educar a la población a través de campañas de prevención. No obstante, la burocracia estatal la hizo aún inaplicable, informó el abogado Raúl Rosales.

Huellas para toda la vida

 De acuerdo con el psicólogo Ronny Zegarrundo, la recuperación de una víctima de trata es larga y dolorosa, pues impacta de manera violenta y traumática en su personalidad, más si fue sometida a la violencia física, sexual y psicológica, donde el hostigamiento permanente deja una huella que se traduce en un trauma que dura toda la vida.

"Una gran parte de las víctimas padecen en un principio un desequilibrio emocional grave, que desemboca en un estado de indefensión reflejado en un agotamiento mental y emocional. En esas condiciones la víctima va a experimentar la pérdida de control sobre sí misma, sobre su libertad y su existencia. Con el transcurrir del tiempo se van a ir desarrollando cuadros ansiosos, sumados a la depresión extrema que podría dar lugar al suicidio", dijo.

Recomienda a la ciudadanía, desconfiar de aquellas personas que le hacen propuestas acerca de ganar dinero fácil con poco esfuerzo, infórmese apropiadamente antes de aceptar una oferta de trabajo bien remunerado fuera del país.

 "Si le gusta comunicarse por las redes sociales como el Facebook y la Twitter con gente que no conoce, no envíe fotografías, números telefónicos, ni la dirección de su casa, pues estaría exponiendo a ser una posible víctima de los tratantes de personas".

Además aconseja a los padres de familia, evitar el constante castigo físico a los niños y adolescentes, maltrato psicológico con insultos, gritos y humillaciones lo que podría empujar a los jóvenes a escaparse de sus hogares y exponerse a ser víctimas de los clanes y redes de trata y tráfico de personas.

Fuente: ANF, citado en Periódico El Deber, 25/08/2013.




« Atrás
 
 
Puede contactarse con nosotras a través del correo
observatoriocoordinadora@gmail.com
o dirigéndose a nuestra oficina en la siguiente dirección:
Coordinadora de la Mujer - Av. Arce 2132, Edificio Illampu, Piso 1, Oficina A
•La Paz - Bolivia •Telf/Fax. 591-2-2444923
 
Diseño y desarrollo web: www.dibeltecnologia.com