Buscador 
Pag Principal
Siguenos en Facebook
 
 
»Destacados Participación de las Mujeres y Agenda Legislativa

En Bolivia se registran más de 16 divorcios al día: falencias y sesgos de género en la normativa obstaculizan acceso efectivo a la justicia

En Bolivia, se registran oficialmente un promedio de 16 divorcios al día, refleja sistematización  en torno a la temática desarrollada por la Coordinadora de la Mujer y sus instituciones afiliadas. El documento revela que según datos del Servicio de Registro Cívico (SERECI)  sólo en 2011 se registraron 5.887 divorcios en todo el país, siendo los departamentos con mayor número de registros La Paz (1.553), Santa Cruz (1.407) y Cochabamba (1.383).

En los últimos cinco años, entre 2007 y 2011,  se registraron en esta instancia 30.832 divorcios, correspondiendo la mayor parte de ellos al departamento de Santa Cruz (27%), La Paz (24%) y Cochabamba (23%). El mismo documento estima que al menos la mitad de los matrimonios termina en divorcios.


MUCHOS DIVORCIOS NO SE REGISTRAN

No todos los divorcios realizados en instancias judiciales llegan a ser registrados en el SERECI,  ya que el registro de la desvinculación matrimonial no es obligatorio. “Esta situación facilita el que hayan personas, principalmente hombres, que tengan dos o más familias de forma simultánea, dejando en desprotección a sus parejas no registradas y a sus hijas e hijos”, afirma Katia Uriona, Secretaria Ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer.

Por ejemplo, en los Juzgados de Partido en Materia Familiar del departamento de Santa Cruz, entre los años 2010 y  2012, se registraron sólo 5.207 divorcios.

En el caso de La Paz, en 2011, en los Juzgados de Partido de Familia se ingresaron 2.635 nuevas demandas de divorcio. Sólo en el Distrito de La Paz existen ocho juzgados de Partido de Familia que atienden procesos de divorcio y disolución de matrimonio y otros procesos como filiación, apelaciones, recusaciones, división y partición de bienes. En La Paz hay un promedio de 153 sentencias de divorcio a la semana, siendo el primer departamento con mayores índices, seguido de Santa Cruz y Cochabamba.

En Cochabamba, según información de la Plataforma de Atención del Usuario Externo del Tribunal Departamental de Justicia, entre 2007 y 2012 se registraron 17.208 procesos de divorcio en los siete juzgados de familia que los tramitan.

En Chuquisaca, en los Juzgados de Partido de Familia, entre los años 2007 y 2012 se recibieron  un total de 3.114 procesos de divorcio, según se detalla en la siguiente tabla. En Tarija, entre 2008 y 2012, se registraron 1.925 procesos de divorcio en los juzgados de familia.


PRINCIPALES CAUSALES

Las causales de divorcio que estipula el Código de Familia son diversas, incluyendo el adulterio, la relación homosexual , atentar contra la vida de la o el cónyuge, corromper a las hijas o hijos y abandono malicioso del hogar. Sin embargo, las causales que más se presentan judicialmente son la de “sevicia (crueldad), injurias graves o malos tratos de palabra o de obra que hagan intolerable la vida en común” y la Separación de hecho “libremente consentida y continuada por más de dos años” ya que, según afirma el estudio de la Coordinadora de la Mujer, tratar de probar hechos como el adulterio u otras causales puede ser un proceso complejo e incluso inviable. 


CÓDIGO DE FAMILIA CONSERVA RASGOS PATRIARCALES

Uriona afirma que el Código de Familia conserva rasgos patriarcales, ejemplo de ello es que en relación a la causal de “sevicia, injurias graves o malos tratos...” se establece que  debe ser apreciada “teniendo en cuenta la educación y condición del esposo agraviado”. Otro ejemplo de esta situación es el artículo 99 del mismo Código que establece que el marido puede restringir a la mujer el ejercicio de profesión u oficio. “Estos aspectos no tienen cabida en la construcción del nuevo Estado Plurinacional, descolonizado y despatriarcalizado hacia el que estamos avanzando tras la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado”, señala.


TRÁMITES LARGOS Y BUROCRÁTICOS

El proceso de divorcio supone diversas situaciones y costos emocionales y económicos, que en el caso de las mujeres se agrava por la mayor responsabilidad social asignada sobre las/os hijas/os, situaciones de violencia y con frecuencia menores recursos económicos, que las revictimiza.

  “El sistema es muy complejo, porque tienes que decir de todo para probar la causal”, afirma Amelia T., quien está tramitando su divorcio con el apoyo de un bufete de abogados.

Enfrentar este proceso no es igual para quien tiene recursos que para quien no los tiene. “Yo pagué, di un poder a mi abogado y luego él me informó que ya estaba todo listo”, comenta Gabriela P., profesional independiente. Por el contrario Josefa T. dice que tuvo que “caminar de un lado al otro” para poder culminar con su proceso. “Me moría de miedo de pararme ahí al frente de la jueza, sólo pensar en mis hijos me ha ayudado a poder mirarle”.

El divorcio es más sencillo, si existe un acuerdo transaccional, sobre los aspectos más relevantes del divorcio como la guarda o la división de bienes. A pesar de ello, el Código de Familia no abre muchas alternativas para agilizar los procedimientos ya que, en el mejor de los casos, se debe de todas formas esperar dos años para poder hacer este proceso.


PROCESOS COSTOSOS

El costo de estos procesos de divorcios se determinan de acuerdo con el tiempo y complejidad de cada caso; sin embargo, hay que tomar en cuenta que los abogados se rigen por un arancel mínimo para el cobro de sus honorarios, independientemente de los costos adicionales que conlleva el pago de timbres, notificaciones, y otros actuados que se llevan a cabo durante todo el proceso.

Los costos de estos procesos están sujetos a los aranceles de los colegios de abogados que oscilan de acuerdo a cada departamento. Sin embargo, más allá de los aranceles que deberían ser más bajos, las y los abogados cobran tarifas diversas según cada región. Por ejemplo, en el caso de La Paz es de Bs. 5.000, en Cochabamba es de Bs. 4.000, en Tarija es de Bs. 3.000, en Chuquisaca es de Bs. 2.500 y en Pando, alrededor de Bs. 2.000.

“Si hay bienes, quienes más ganan en un divorcio son los abogados”, señala con humor Jorge C. Prueba de ello es que, en caso de producirse una división judicial de los bienes, la abogada o abogado recibirá el 10% de los mismos.

Las falencias y los sesgos de género y clase analizados afectan la vida cuotidiana de las/os bolivianas/os y de las/os hijas/os que se desarrollan en medio de familias en situación de conflicto o violencia, en las que el proceso hacia el divorcio es como un vía crucis con costos emocionales y económicos a todas/s sus integrantes.

Hay la necesidad ineludible de trasformar los aspectos patriarcales y falencias en los procedimientos de la actual normativa, para que el acceso efectivo a la justicia facilite la pronta resolución de estos procesos.


Fuente:
Coordinadora de la Mujer




« Atrás
 
 
Puede contactarse con nosotras a través del correo
observatoriocoordinadora@gmail.com
o dirigéndose a nuestra oficina en la siguiente dirección:
Coordinadora de la Mujer - Av. Arce 2132, Edificio Illampu, Piso 1, Oficina A
•La Paz - Bolivia •Telf/Fax. 591-2-2444923
 
Diseño y desarrollo web: www.dibeltecnologia.com